La historia cuenta un viaje. O muchos. Un viaje que bien podría ser el tuyo o el mío. Un viaje que deja claro que el estar a un lado o al otro del muro, es cuanto menos una cuestión de suerte.

Es el viaje de Sarah. Una joven que lucha por una vida mejor lejos de su familia. En su camino coincide con muchos otros que huyendo de realidades distintas, encuentran los mismos muros.